El arte de visualizar los datos

DeciData

Cuando estaba en el colegio tenía un profesor de educación física que se llamaba Antonio.

Antonio era pequeño, con muy mala leche y siempre iba vestido con un chándal. Además, llevaba colgado un silbato que utilizaba estuviera o no estuviera en la clase de deporte.

Que había una pelea en el comedor. Antonio sonaba su silbato para parar la movida.

Que cruzabas por donde no debías cuando llegaba el autobús, ahí estaba Antonio y su silbato.

Antonio era, además, el entrenador de atletismo del cole. Y como buen entrenador soltaba frases contundentes para motivar a los chavales.

Un día me dijo “Iñaki, todo el mundo corre pero muy pocos saben correr”

En el momento me pareció una tontería pero, si lo piensas bien, el cabrxx tenía más razón que un santo.

Qué fácil es coger unas zapatillas y salir a correr. Y qué difícil es hacerlo bien.

Y cuando digo hacerlo bien me refiero a correr sin lesionarte. A correr con buenas marcas y a sacarle el máximo partido al tiempo que estás haciendo deporte.

Si sales a correr solo porque te gusta pasear y tomar el aire, entonces no. Entonces puedes correr como quieras.

El otro día me acordé de él porque con la visualización de datos ocurre algo parecido.

Es muy fácil coger un set de datos y ponerte a hacer gráficos. Tienes cien herramientas con las que empezar: Excel, Power BI, Click View, Rapidminer, R, Python… elige la que quieras.

En dos pasos tienes tu primer gráfico. 

Seguramente lleves años haciéndolos. O intentando descifrar gráficos de “tarta”. O dejándote los ojos en la pantalla para ver la diferencia en entre las cuatrocientas líneas dentro de un mismo cuadro.

Otra cosa es que necesites contar con buenos datos para transmitir tu mensaje. Para persuadir al cliente, a tu jefe o al Comité de Dirección.

Porque la visualización, como el running, tiene una técnica. 

Cole Nussbamer Knaffic es una de esas personas que sí que sabe cómo usar la visualización para transmitir un mensaje.

En su libro “Storytelling with data” recoge los fundamentos para llevar tus capacidades de visualización a otro nivel.

Un serie de consejos para centrarte más en el mensaje que quieres transmitir con los datos y menos en si el color de la barra tiene que ser verde o azul.

Y lo dice una tía que ha trabajado en Google utilizando los datos para medir la gestión de recursos humanos. Poca broma.

Vas a tener que olvidarte de muchas de las cosas que llevas haciendo durante años. 

Pero el resultado merece la pena.

Porque puedes haber hecho un gran trabajo, haber detectado un área de mejora en tu compañía que va a suponer un gran ahorro o, anticiparte a una tendencia que nadie ha sido capaz de ver.

Pero si no eres capaz de presentarlo de manera eficaz a la persona que tiene que tomar la decisión, no sirve de nada.

En DECIDATA aplicamos los principios de Cole Nussbamer en todos nuestros proyectos. Y hemos ayudado a cientos de equipos a mejorar la forma en la que realizan sus presentaciones. 

Y los resultados merecen la pena.

Ése es el poder de los datos.

Encantado de tener una conversación.

deci data

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA